La limpieza del inyector de combustible es de vital importancia a la hora de maximizar el rendimiento de su coche. Como resultado de unos inyectores sucios, usted puede experimentar una aceleración pobre, menos potencia, economía de gasolina pobre y una combinación de aire/gasolina incorrecta. Además, también pueden ocasionar emisiones de monóxido de carbono más elevadas.

Le recomendamos programar una cita para realizar esta limpieza cada 25.000 kilómetros. Un limpieza de inyectores periódica mejorará la aceleración del vehículo.Usted ahorrará dinero en gasolina y reducirá las emisiones contaminantes. Incluso puede ayudarle a ampliar la vida de su motor.